Este jueves 13 de junio arribó a la región el nuevo stock de vacunas contra la influenza, destinadas al público objetivo de la Campaña, que está conformado principalmente por niños (as) de 6 meses a 5 años 11 meses 29 días, embarazadas a partir de la semana 13 de gestación, personas con enfermedades crónicas y personas de 65 años y más.

En total son 7.800 las nuevas dosis disponibles en la cámara de vacunas de la SEREMI de Salud y también en las provincias de Biobío y Arauco, las que desde hoy mismo empezarán a ser retiradas por un total de 65 establecimientos de toda la región. Ellas se suman, a las 2.159 dosis que hasta ayer en la tarde estaban disponibles en el territorio regional.

En total se destinan a partir de hoy 4.600 vacunas para 47 establecimientos de la provincia de Concepción, 2.000 vacunas para 8 establecimientos de Biobío y otras 600 dosis para 10 centros de salud de Arauco.

Si bien la actual demanda por la vacuna se gatilla a partir de la alta circulación viral y los 6 fallecimientos por Influenza A H1N1 en la región, es importante recordar que la campaña de vacunación se prolongó originalmente del 14 de marzo al 14 de mayo recién pasado, siendo extendida dada la baja demanda hasta alcanzar el 85% de cobertura.

Actualmente la región presenta un 82% de cobertura, con 423.178 dosis administradas; proceso que es liderado por el Servicio Salud Biobío, con 86% y 120.114 dosis administradas; el SS Arauco, con 82% y 47.281 dosis; mientras que Concepción y Talcahuano alcanzan el 80%, con 160.397 y 95.386 dosis administradas, respectivamente.

Por público objetivo el proceso es liderado por trabajadores avícolas y de criaderos de cerdo (142%), el grupo “otras prioridades” (116%), personas de 6 a 64 años con enfermedades crónicas (100%), personal de salud público (96%), embarazadas a partir de la semana 13 de gestación (77%), niños de 6 meses a 5 años (76%), personal de salud privado (75%), y personas mayores de 65 años con (67%).

“A través de esta primera distribución de 7.800 vacunas, que benefician a 65 establecimientos de salud de las tres provincias de la región, podremos cubrir la alta demanda que se ha producido en nuestros centros de salud para los próximos días. La próxima semana, estaremos en condiciones de realizar una nueva distribución a partir de otras dosis que serán suministradas desde el nivel central”, declaró el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz.

A la fecha se han detectado 495 virus respiratorios, lo constituye un 39,8% más que la circulación viral observada a igual fecha del año pasado, donde se evidenciaban 254 virus. Los virus observados el presente año se distribuyen en seguido de 123 virus Parainfluenza, 82 Adenovirus, 42 virus respiratorio Sincicial, 9 influenza B y 4 Metapneumovirus. Respecto a la Influenza A, se observa una mayor circulación del tipo H1N1, seguido del H3N2.

Al 01 de junio (semana epidemiológica 22) se contabilizan 230.408 consultas por respiratorias, que corresponde a un 19.8% menos que el año pasado a igual fecha (287.308); y un total de 4.144 hospitalizaciones por respiratorias, que corresponde a un 22.5% menos que el año anterior a igual fecha (5.347 hospitalizaciones).

Si bien los casos acumulados a la fecha son menores que el año pasado, las últimas tres semanas se han generado un significativo aumento tanto de consultas como de hospitalizaciones por respiratorias.

“Más allá de esta campaña que se ha extendido por ya tres meses, es necesario que la comunidad refuerce medidas de prevención para evitar enfermedades respiratorias, que dicen relación con lavado frecuente de manos, ventilación de hogares, evitar cambios bruscos de temperatura, taparse la boca al toser o estornudar con el antebrazo, no visitar a personas enfermas y evitar asistir a lugares con hacinamiento; además de identificar síntomas graves”, agregó la autoridad sanitaria.

Para menores de un año los síntomas dicen relación con dificultad para respirar, hundimiento de pecho entre costillas, labios morados, irritabilidad y falta de apetito; para embarazadas, dificultad para respirar, respiración rápida o ruidosa, tos o escalofríos, decaimiento y falta de ánimo, sueño y falta de apetito; y para personas mayores, falta de apetito, malestar, decaimiento, escalofríos, tono de piel o boca azulada, dificultad para respirar, puntada en las costillas, tos con sangre.

Es relevante el refuerzo de la red asistencial de la región, con más de 1.200 millones de pesos, que permitirá atender la demanda ocasionada por enfermedades respiratorias. Lo importante es que la comunidad haga un buen uso de la red, considerando Salud Responde (600 360 777) como primer medio de orientación; además de primera respuesta en Atención Primaria de Salud, SAMU y solo en casos de gravedad, recintos hospitalarios.