▶️Uno de los locales comerciales mas emblemáticos de Tomé, el “Rincon Tomecino” ubicado en calle Vicuña Mackenna casi al llegar a Sotomayor, frente al mercado, anuncia el cierre definitivo de sus puertas, poniendo fin a una larga tradición de cerca de 44 años.

Al consultarles a sus actuales propietarios la razón que los llevó a tomar esta lamentable decisión, señalaron que por un lado no se le renovó el permiso de arrendamiento del local, además de no poder acceder a un nuevo espacio en donde puedan mantener esta tradición bohemia de nuestra ciudad.

Junto con el cierre, se van muchos de los recuerdos de aquellos que cruzaron sus puertas para ahogar penas o compartir alegrías con sus amistades a través de muchas generaciones, en especial de aquellos que hicieron del puente de los aburridos su punto de encuentro antes de visitar tan recordado bar.