Ser veterinario no es tarea fácil. Menos cuando se está a cargo de un centro de rehabilitación de especies silvestres. Pero para Cristián Herrera, su amor por los animales hizo que uno de sus sueños se cumpliera, eso sí, a punta de mucho esfuerzo.

Hace varios años que este penquista decidió trasladarse desde la ciudad hasta su actual hogar, Coliumo. Es ahí en donde hace unos meses fundó oficialmente el Centro de Conservación y Rehabilitación para Fauna Silvestre Ñacurutú, en el cual Cristián recibe a especies para su pronta recuperación.

“Muchas personas, ya sean colegas o gente común, cuando encuentran a un ave o algún animal silvestre herido, lo traen aquí. Llevo varios años trabajando con aves y actualmente estoy con aves rapaces”, dijo.

Varias de estas especies lamentablemente son heridas por accidentes o maldad de las personas, y a pesar de ser un centro que tan solo empezó hace unos meses formalmente, este veterinario hace lo posible por recibir a todos los animales que pueda. “Mis instalaciones no dan abasto para acogerlos a todos, pero espero que en un futuro podamos contar con más apoyo”.

Es por eso mismo que en su página de facebook están en constante campaña para concientizar sobre los graves daños que el mismo hombre provoca. “Cada día son más los casos de fauna silvestre heridas por armas de fuego sobre todo de aire comprimido, hagamos que este mensaje sea viral, etiquete a su parlamentario, entre todos logremos que se regule la venta de rifles y pistolas de aire comprimido, es realmente triste tener que recibir animales agonizantes o mutilados por ellas”, sostuvo el veterinario en su fan page.

Una de las aves que está en recuperación, por ejemplo, es una aguilucho quien sufrió una fractura en un ala, pero tras un largo tratamiento ahora se encuentra en rehabilitación de fisioterapia.

Otra de las aves es un tiuque, que fue rescatado tras la tromba marina. Si bien ya tuvo su cirugía, están esperando a su recuperación total para poder liberarla.

AMOR A LA AVES

Actualmente este cuidador de aves es apoyado por algunos colegas voluntarios que se ofrecieron para ayudarlo con los animales rescatados, pero el 99% del día, es él quien se hace cargo de todo el centro. “Soy desde médico hasta auxiliar de aseo”, señala.

El objetivo principal de este centro es recuperar a los animales, curarlos y luego liberarlos a su hábitat natural. “Muchas de ellas llegan con lesiones muy graves, daños neurológicos o incluso amputación de una extremidad, generalmente alas y patas. Ahora si el caso es demasiado severo, se examina si se aplica eutanasia. Todo depende también del estado de conservación”, explicó.

Otro punto es el desconocimiento de quienes rescatan a estas aves y las alimentan y curan ellos mismos, algo por lo que en el centro hacen un llamado: “Lo que más se pide es que si encuentran a un animal en mal estado lo traigan inmediatamente aquí o llamen al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) con quienes trabajo en conjunto, pues el mal cuidado puede empeorar la situación del paciente”.

Si bien este centro es nuevo, Crisitián cuenta con el apoyo del SAG. Hace unas semanas tuvo la oportunidad de liberar a tres pacientes que estaban de alta: un pequen, un peuco y un tucuquere en el Parque Jorge Alessandri. “Agradecemos a todos quienes hacen posible podamos llegar a instancias como esta, con su apoyo y aporte podemos seguir ayudando a más animales cada día”, indicó.

Además de los voluntarios, también hay algunos estudiantes que se han acercado al lugar. “Espero que en verano donde comiencen las prácticas universitarias vengan más alumnos a conocer el centro”.

Por otro lado, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) también le ofreció apoyo para construir instalaciones especiales para pingüinos.

Aún así, es Crisitán quien tiene casi toda la responsabilidad del cuidado de estos animales. Es por eso que está constantemente pidiendo apoyo a través de sus redes sociales para quienes quieran hacer donaciones y así hacer crecer y mejorar la infraestructura del recinto. “Este es nuestro compromiso, trabajar para que ellos puedan volver a la naturaleza”, finalizó.

 Fuente Diario “La Estrella”