▶️El Poder Legislativo una vez más protagoniza una polémica por las cifras económicas dispuestas para la labor de sus miembros, y por la transparencia con que estas son utilizadas.

“Viáticos nacionales” es el nombre con el que se denomina a los $95.880 que recibe cada diputado y senador por día asistido al Congreso, ya sea a la sede de Santiago o a la de Valparaíso.

Este monto, justificado en que muchos parlamentarios deben viajar desde sus regiones, es uno diferente al recibido por viajes al extranjero y es percibido por los legisladores con independencia de los gastos ya cubiertos por conceptos de combustible o pasajes. Por lo tanto, en los hechos, está destinado a un eventual alojamiento y a las comidas que se adquieran fuera de los comedores de cada bancada, donde también están cubiertos los consumos.

La cantidad máxima de viáticos que puede recibir un diputado o un senador está fijada por el Consejo Resolutivo de Asignaciones parlamentarias, que fijó la cifra en 15 días para aquellos meses con cuatro semanas legislativas, y a 12 días para meses en que sólo se dan tres semanas legislativas a favor de una distrital.

La disposición del Consejo Resolutivo descarta viáticos para días inasistidos o bajo licencia médica, sin embargo, deja abierta la posibilidad de que el monto sea cobrado por un diputado que vive en Valparaíso.

La discusión nuevamente está abierta ¿Se justifica la entrega de esta cifra a los parlamentarios por el hecho de concurrir a las sedes a y las funciones que constituyen su labor diaria?

( Fuente: Biobiochile.cl)